lunes, 18 de abril de 2011

VARGAS LLOSA Y SU OBSESION POR FUJIMORI

VARGAS LLOSA Y SU OBSESION POR FUJIMORI

Vargas Llosa no ha metabolizado el hecho de que fue derrotado por Alberto Fujimori hace ya más de dos décadas, y esto lo ha llevado a asumir posiciones inaceptables e irreconciliables con parte del mundo liberal.
Es inaceptable la actitud de Mario Vargas Llosa


Por Marco Polesel

Después de las paranoicas declaraciones del Premio Nobel de Literatura peruano, Mario Vargas Llosa, sobre sus intenciones de votar por Ollanta Humala, no queda ya la menor duda que el escritor continua inmerso en el gran e incurable resentimiento que no ha podido metabolizar, luego de que fuese derrotado por Alberto Fujimori en las elecciones presidenciales de 1990.

Vargas Llosa ha afirmado, de forma claramente irresponsable y visceral, que: “votaría por el nacionalista Ollanta Humala en la segunda vuelta presidencial peruana, pero que en cambio, jamás lo haría por Keiko Fujimori”.

En referencia a este tema, hace algunos meses declaré que Vargas Llosa es un extraordinario escritor pero que es un pésimo político y un inadecuado representante político de los liberales. El problema es que los inicios del escritor fueron en las áreas del comunismo y de la revolución cubana y esto parece que en el fondo no lo ha podido superar, aún cuando se haya aplicado baños de radio o quimioterapia liberal.

Son tantas las equivocaciones políticas de Vargas Llosa; entre muchas, cabe recordar que él fue uno de los que en el pasado, siguiendo la comparsa de la onda izquierdosa latinoamericana y mundial, de los años 70 y 80 y para no quedarse fuera de esa fiesta, criticó a Pinochet, sin tomar en cuenta la salvación que éste emprendió frente a la inminente instauración del comunismo en ese país de manos del títere de Fidel Castro, Salvador Allende. El propio Vargas recientemente declaró que lo de Zelaya en Honduras fue un golpe de estado, cuando se ha demostrado que afortunadamente para ese país, la separación y autonomía de poderes se activo, y pudo impedir un proceso hacia el autoritarismo, como el del régimen venezolano.

En su insania, Vargas Llosa estaría colocando en un plano más beneficioso y favorable para su país, la opción Ollanta Humala, cuando todos sabemos que este “candidato-ficha” es auspiciado y avalado por el cartel socialista del Foro de São Paulo, cuyo capo es Fidel Castro y su financiamiento proviene del régimen venezolano. Vargas Llosa se ha equivocado tantas veces y es por esa formación ideológico marxista que tanto a él como a muchos de su generación sufrieron y del cual nunca se han podido recuperar. Lo graves es que muchos de esos jóvenes están hoy en el poder en muchos de nuestros países.

Dadas las circunstancias, repudio la posición de Vargas Llosa. Por el contrario, me comprometo a trabajar por el gobierno de Keiko Fujimori, si llegase a la victoria, para poder asesorar en todo lo que se pueda, especialmente en una estrategia para el combate al avance comunista en la región.

Quiero aclarar que ser un premio Nobel no es garantía de ser un buen político o estadista, baste recordar que ese prostituido premio, se los han dado a casi todo el mundo, entre ellos los cuestionados lideres izquierdosos Rigoberta Menchú, Al Gore o el perverso Jimmy Carter, sepulturero de la democracia venezolana y canciller del castrismo en EE.UU., entre muchos otros.

Además, si el pueblo peruano perdonó al infame socialdemócrata de Alan Garcia, ¿Por qué no darle una oportunidad a la hija de aquel que libró al Perú de la guerrilla criminal izquierdista? ¿O es que solo a los izquierdistas se les puede perdonar y premiar con una segunda presidencia?

Alberto Fujimori fue una víctima de su asesor Vladimiro Montesinos, quizás ese fue su principal y más grave error. Pero también el Perú cambió totalmente luego del gobierno de Alberto Fujimori, y sus compatriotas así lo están reconociendo, colocando a su hija de segunda posición hacia una segunda vuelta electoral. De seguro el gobierno de Keiko Fujimori, será un aliado en la contención del avance del comunismo en la región... ¿Será que esto a Vargas Llosa no le interesa?

Estamos frente a un Vargas Llosa esquizofrénico, o cuando menos frente a uno que pone sus asuntillos personales por delante de los de su país y de la región. Como lo diría su esposa: “él sólo sabe escribir”.

1 comentario:

  1. Que le va importar,a este tipo de personaje llamado el premio novel.Por favor,pensemos un poco el es ciudadano español,vive en ESpaña mas que en el Peru´.Entonces que le puede importar el Peru´,el solo habla atravez del HIGADO.

    ResponderEliminar