viernes, 20 de mayo de 2011

Keiko Fujimori promete mano dura contra el crimen

Keiko Fujimori promete mano dura contra el crimen en Perú

El fichaje de Giuliani da votos a la candidata presidencial

JAIME CORDERO - Lima

En medio del fragor creciente de la campaña electoral peruana, Keiko Fujimori sorprendió la semana pasada con un fichaje imprevisto: Rudolph Giuliani, exalcalde de Nueva York, reconocido por haber logrado una importante reducción de los crímenes en la Gran Manzana durante su gestión, apareció con ella en un mitin en Trujillo, la ciudad con mayor índice de homicidios del país.

Aun sin ser un rostro reconocible para el peruano medio, la presencia del exalcalde neoyorquino, que pasó varios días en el país, volvió a fijar el foco de la campaña política en la lucha contra la delincuencia, uno de los puntos más fuertes de la propuesta fujimorista. Durante su visita a Perú, Giuliani -que ahora tiene una empresa de consultoría en temas de seguridad- acompañó a la candidata en recorridos callejeros, visitó varias dependencias policiales y concedió amplias entrevistas. "Estamos haciendo unas recomendaciones sobre cómo ser más eficientes en la reducción del delito. Esta es nuestra única misión y estamos muy complacidos de que Keiko Fujimori nos haya contactado", declaró.

La seguridad se ha vuelto un tema muy sensible para los peruanos en los últimos años. Según recientes encuestas, la delincuencia cada vez se acerca más al desempleo y la pobreza en la lista de los principales problemas que afronta el país. Y aunque Perú no llega a los niveles de violencia de otros países de la región, como Venezuela o Brasil, la sensación de inseguridad ciudadana es creciente y difícil de revertir. Una encuesta difundida el miércoles por la ONG Ciudad Nuestra evidencia que un 72% de los habitantes de Lima se siente inseguro, mientras que uno de cada cuatro asegura haber sido víctima de algún delito en el último año. La situación es peor en las ciudades del interior, donde en general la policía tiene menos medios para combatir la delincuencia.

La apuesta de Fuerza 2011 por la lucha contra el crimen parece estar dando frutos. En las últimas semanas Keiko Fujimori ha logrado remontar la ventaja que le llevaba Ollanta Humala en los sondeos previos a las elecciones del 5 de junio y ahora encabeza las preferencias. Una encuesta de la empresa Datum difundida ayer le otorga el 45,4% de la intención de voto, contra el 41,8% de su adversario nacionalista, que no incide mucho en la lucha contra la delincuencia en su discurso de campaña, enfocado más en difundir la importancia de los programas de asistencia social y en mejorar la distribución de la riqueza.

El término clave de la propuesta fujimorista en la lucha contra el delito es "mano dura", casi una marca registrada del fujimorismo desde los tiempos del régimen de Alberto Fujimori, el presidente que se comparó con Augusto Pinochet (se hizo llamar Chinochet), que tuvo como una de sus principales banderas la lucha contra el terrorismo y al que no le tembló la mano para dar un golpe de Estado cerrando el Congreso el 5 de abril de 1992.

Ahora el enemigo no es Sendero Luminoso, sino las bandas de delincuentes comunes que prosperan en las principales ciudades. Para combatirlas, Keiko Fujimori propone en todos sus discursos (y, con más énfasis, en los mítines que realiza en los barrios pobres de las ciudades) la formación de grupos de vigilantes en los barrios, mejorar la iluminación en las calles, reformar la policía nacional y endurecer las penas para los delincuentes, hasta el punto de volver a instaurar la pena de muerte para los violadores de menores de edad.

Otros miembros de su partido, como su hermano Kenji, añaden ofertas como el regreso del servicio militar obligatorio, con la supuesta finalidad de reeducar a los delincuentes juveniles. En este caso concreto, no obstante, la candidata ha desestimado la propuesta.

El escuadrón de la muerte rebelde

El escuadrón de la muerte rebelde

La Brigada 17 de Febrero, una mezcla de milicia y policía política, acumula cada vez más poder en el este de Libia e inquieta a las autoridades de Bengasi

MAITE RICO (ENVIADA ESPECIAL) - Bengasi -

El tránsito de furgonetas, algunas provistas de ametralladoras, es incesante en la base de Gar Yunis. El antiguo cuartel de las temibles milicias de Muamar el Gadafi en Bengasi está ahora ocupado por la Brigada 17 de Febrero, el brazo armado de la revolución libia. Integrado por unos 2.000 voluntarios, este grupo ejerce tareas militares y de seguridad. Uno de sus principales cometidos es la captura de funcionarios y células gadafistas. El creciente poder de la brigada, que actúa con total autonomía, empieza a inquietar a algunas autoridades rebeldes.

Integrada por 2.000 voluntarios, se dedica a capturar células gadafistas

"Nosotros nacimos antes que el Consejo Nacional de Transición", dice Mustafá el Saguisli, número dos de la milicia, dejando caer el principio de veteranía. El embrión fueron los grupos de civiles que se organizaron para asaltar el cuartel general de Gadafi o inutilizar con toneladas de basura las pistas del aeropuerto de Bengasi en los primeros días de la revuelta.

El Saguisli era hasta entonces un programador informático sin ninguna experiencia militar. La pistola en la cintura, que no se quita ni durante el almuerzo en sus oficinas, es un buen indicio de que las cosas han cambiado. En tres meses, aquellas caóticas brigadas se han convertido en un cuerpo jerarquizado e instruido por militares profesionales. Al mando está Fauzi Bukatef, un ingeniero petrolero que se mantiene en la penumbra.

"Entrenamos a todo el que quiere y luego los filtramos", explica El Saguisli. "Unos van al frente, otros se destinan a la seguridad de Bengasi, en colaboración con lo que queda de la policía, y otros se unen al Departamento de Seguridad". Esta nueva policía política es la encargada de dar caza a esa "quinta columna" que obsesiona a la población. "Los gadafistas siguen activos, pero hemos detenido a muchos. Nosotros tenemos en la base a unos 200, entre exfuncionarios de seguridad, miembros de los comités revolucionarios o simples traidores. Algunos son peces gordos".

Preocupadas por su reputación internacional, las autoridades rebeldes han permitido el acceso de la Cruz Roja y otros organismos a los centros de detención. Pero la persecución de gadafistas ha suscitado tensiones entre el Consejo rebelde y la Brigada 17 de Febrero. "Ellos dicen que no es el momento de detenciones ni procesamientos", explica Mustafá el Saguisli. "Nos han pedido incluso que soltáramos a algunos porque había presiones de sus tribus y no quieren problemas. Pero nosotros pensamos que el poder de la revolución debe prevalecer sobre el poder de la tribu. Y liberar a esa gente va a alentar las venganzas".

En Bengasi se han dado ya al menos cuatro asesinatos selectivos de miembros de los aparatos represores de Gadafi. Sobre los autores de los crímenes nada se sabe, aunque, en uno de los casos, un familiar aseguró que los asaltantes iban en un vehículo con el emblema de la Brigada.

No es este, sin embargo, el único motivo de roce con los gobernantes interinos, enredados ellos mismos en un complejo organigrama. Resulta patente, en conversaciones con varios funcionarios civiles y militares, que la Brigada 17 de Febrero es vista con sumo recelo, quizás -y esto no se dice- porque puede ser decisiva en la lucha por el poder que tarde o temprano se va a desatar tras la caída de Gadafi.

"Nosotros somos autónomos. Tenemos una buena relación con el jefe del Estado Mayor, general Abdulfatah Yunis, y nuestras unidades militares están bajo un mismo mando en el frente. Pero somos independientes", subraya Mustafá el Saguisli.

La brigada ha vuelto a estar en el punto de mira a raíz de la muerte, el pasado miércoles, de Pierre Marziali, director de Secopex, una empresa francesa de seguridad que negociaba con el Gobierno rebelde un contrato de asesoría. Marziali recibió un balazo en la espalda y sus cuatro compañeros fueron detenidos por un grupo del que, hasta ahora, nadie daba cuenta.

"Fue nuestra unidad, con la policía", afirma el número dos de la Brigada. "Eran espías pagados por Gadafi, muy peligrosos. Los tenemos nosotros. Están bien. Reciben la visita del embajador francés. En unos días habremos concluido la investigación". Las circunstancias de la muerte de Marziali y sus propias contradicciones han puesto en apuros a las autoridades de Bengasi. El Gobierno francés, uno de sus grandes valedores, hace todo lo posible por mantener el asunto con sordina.

La Brigada 17 de Febrero no es la única milicia en la capital rebelde. El vacío de poder tras el desplome del régimen y el asalto a los arsenales alentaron el surgimiento de pequeños grupos armados que hoy circulan sin control alguno.

Obama recibe hoy a Netanyahu

Obama recibe hoy a Netanyahu

El mandatario israelí tildó de "impracticable" la propuesta del presidente de EEUU

AGENCIAS - Washington -

El presidente de EE.UU., Barack Obama, se reúne hoy con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, un día después de proponer, y que éste rechazara, un Estado palestino con la base de las fronteras de 1967. Es el primer encuentro bilateral entre los dos líderes en un año y la tercera visita de Netanyahu a la Casa Blanca desde la llegada al poder de Obama.

En esta ocasión, la reunión se celebra cuando el mandatario estadounidense se encuentra inmerso en una semana dedicada a la política para Oriente Medio, a la luz de los procesos de transición en los países árabes, y busca dar un nuevo impulso al proceso de paz entre israelíes y palestinos, que considera "más urgente que nunca" ante las protestas en la región.

En un discurso en el Departamento de Estado el jueves, Obama consideró que el Estado palestino que emerja en el futuro deberá tener como base las fronteras de 1967, antes de la Guerra de los Seis Días en la que Israel se hizo con el control de la Península del Sinaí, Gaza, Cisjordania, Jerusalén este y los altos del Golán.

Antes de partir hacia Washington, donde participará en la conferencia anual de AIPAC, el principal grupo de presión pro israelí en EE.UU., y ofrecerá un discurso ante el Congreso estadounidense, Netanyahu aseguró que la propuesta de Obama es "impracticable".

En su discurso, Obama advirtió también a los palestinos contra la planeada votación a favor de un Estado palestino en la ONU el próximo septiembre, que consideró que será sólo "simbólica" y no servirá para establecer el país independiente que este pueblo busca.

Obama también tiene previsto pronunciar el próximo domingo un discurso en la conferencia de AIPAC, la primera que pronunciará en ese foro como presidente de EE.UU.

'La Policía tomará sus decisiones en función de lo que pase'

Rubalcaba: 'La Policía tomará sus decisiones en función de lo que pase'

El vicepresidente del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros. | Foto: Efe | Vídeo: Atlas

  • El vicepresidente abandona la campaña para gestionar la prohibición de las protestas
  • Tenía previsto desplazarse a Málaga y dar el último mitin en Cádiz
  • En su lugar, ha optado por quedarse en la sede del Ministerio del Interior
  • Desde allí, deberá decidir la postura a seguir para cumplir con la decisión de la JEC
  • Zapatero asegura que el Ministerio 'actuará bien, correctamente y con inteligencia'
  • Rajoy, ex ministro del Interior, recuerda que 'la ley debe cumplirse' y le desea que 'acierte'

ELMUNDO.es | Madrid

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, no ha aclarado si la Policía procederá al desalojo de los acampados en las plazas españolas en apoyo al movimiento 15-M, ni cuál será el comportamiento de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado si finalmente se producen las manifestaciones convocadas para la jornada de reflexión de mañana.

Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Rubalcaba se ha limitado a repetir en sus respuestas a las múltiples preguntas de los periodistas sobre este tema que "la Policía sabe lo que tiene que hacer" y que "tomará sus decisiones en función de lo que pase", sin aclarar si utilizará la fuerza contra las manifestantes.

Por un lado, Rubalcaba ha reiterado la idea de que "no existe democracia si no se cumplen las leyes" y ha garantizado, después de que la Junta Electoral Central haya prohibido que se lleven a cabo manifestaciones el sábado, que las Fuerzas de Seguridad van a "cumplir con el mandato constitucional que tienen".

No obstante, a continuación ha afirmado que la Policía actuará en todo caso bajo los principios de "oportunidad, congruencia y proporcionalidad" y ha dejado claro que para solucionar un problema "no creará otro".

Ante la ambigüedad en estas respuestas, los periodistas han pedido al ministro que aclare cuál cómo actuarán las Fuerzas de Seguridad caso de que los manifestantes incumplan la orden de la Junta Electoral, pero ha evitado dar una respuesta clara. Se ha limitado a insistir en que "en función de los acontecimientos la Policía tomará las decisiones" y que se actuará con "proporcionalidad".

Durante la rueda de prensa, el vicepresidente ha informado de que se ha reunido con los máximos responsables del Ministerio del Interior y de las Fuerzas de Seguridad del Estado y que él mismo ha hablado con los consejeros de Interior del País Vasco y Cataluña, comunidades con competencias en seguridad ciudadana y donde deberán decidir por su cuenta qué hacer con las protestas ciudadanas. La Generalitat catalana ya ha dejado claro que "el uso de la fuerza es la última de las opciones".

Abandona la campaña

Este viernes, Rubalcaba ha abandonado la campaña electoral para gestionar desde el Ministerio la respuesta a las protestas de los 'indignados' que se han extendido por toda España.

El vicepresidente tenía previsto participar hoy en un acto en Málaga a las 18.30 horas y en otro en Algeciras (Cádiz) a las 22.00 horas. Sin embargo, la decisión de la Junta Electoral Central (JEC) de prohibir todas las manifestaciones y concentraciones a partir de las 0.00 de horas de este sábado le ha obligado a suspender su participación en la campaña.

El responsable de Interior permanecerá en el Ministerio junto a sus mandos policiales para decidir la postura a adoptar que permita cumplir el mandato de la JEC.

Según ha comunicado el PSOE de Cádiz, la decisión de Rubalcaba obedece a que tiene que "atender a sus responsabilidades en el Gobierno de España".

En efecto, sobre el Ministerio del Interior recae la responsabilidad de ejecutar la decisión de la JEC, que decidió al filo de la medianoche del jueves impedir las manifestaciones del llamado movimiento 15-M tanto en la jornada de reflexión de mañana como durante el día de las elecciones. El acuerdo se tomó por cinco votos a favor, cuatro en contra y una abstención.

Zapatero, ambiguo

Por ahora, no ha trascendido qué postura adoptará Interior. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha respondido ambiguamente a este respecto al señalar que "Interior actuará bien, actuará correctamente y actuará con inteligencia".

El líder del PP, Mariano Rajoy, que ocupó en el Gobierno de Aznar la cartera de Interior, ha deseado a Rubalcaba "mucho acierto" en la gestión de esta crisis, al tiempo que le ha recordado que "la ley debe cumplirse" y "llevarse a cabo" la decisión de la Junta Electoral.

Su 'número dos' en el Partido Popular, María Dolores de Cospedal, también ha querido dejar claro que "los españoles tenemos derecho a que se garantice la jornada de reflexión".

Cuatro manifestantes y un niño muertos

Cuatro manifestantes y un niño muertos en nuevas protestas en Siria

Tanques sirios, a las puertas de la localidad de Arida. | Reuters

Tanques sirios, a las puertas de la localidad de Arida. | Reuters

  • Las fuerzas de seguridad abren fuego contra los civiles en las calles
  • Los manifestantes portaban ramas de olivo y llevaban el torso desnudo en señal de paz

Agencias | Damasco | Nicosia

Cuatro civiles, entre ellos un niño, han perdido la vida este viernes en la ciudad de Homs y en Sanamein, después de que las fuerzas de seguridad abrieran fuego contra los manifestantes que protestaban, un día más, contra el régimen de Bashar Asad.

Grupos pro democráticos se movilizaron en las calles de varias regiones sirias. Tras un comunicado lanzado por la oposición, los habitantes salieron con ramas de olivo en las manos y el torso descubierto como símbolo de paz.

También en Alepo, la segunda ciudad del país, centenares de opositores renunciaron a la violencia y reclamaron diálogo. "No somos islamistas ni safalistas, sólo queremos la libertad", declaró Radif Mustapha, dirigente de una organización de defensa de los derechos humanos kurdo.

Los manifestantes, hombres, mujeres y niños, coreaban mensajes hostiles hacia el régimen y a favor de la libertad.

La represión siria contra la oposición se ha cobrado la vida de 850 personas desde el pasado 15 de marzo. Además, hay ya más de 8.000 detenidos.

[foto de la noticia]

No hay comentarios.:

Publicar un comentario