viernes, 27 de mayo de 2011

Ministros mexicanos coquetean

Ministros mexicanos coquetean con la candidatura presidencial para las elecciones del 2012

Tres ministros mexicanos coquetean con la candidatura presidencial en momentos en que el oficialismo no tiene un postulante claro a las elecciones del 2012 y el opositor PRI se perfila para regresar al poder.

 México DF. Tres ministros mexicanos coquetean con la candidatura presidencial en momentos en que el oficialismo no tiene un postulante claro a las elecciones del 2012 y el opositor PRI se perfila para regresar al poder.
Los secretarios de Hacienda, Trabajo y Educación, siempre vestidos de traje y peinados impecablemente, se han lanzado a una carrera electoral anticipada participando en mítines del gobernante Partido Acción Nacional (PAN) y no desaprovechan oportunidad para lanzar dardos contra el PRI.


Este partido, que gobernó México por 71 años hasta el 2000 a menudo entre acusaciones de corrupción y autoritarismo, ya tiene al gobernador del populoso Estado de México, Enrique Peña Nieto, como su más probable candidato y el favorito para suceder a Calderón, según encuestas.
Ernesto Cordero, de Hacienda, Javier Lozano, de Trabajo y Alonso Lujambio, de Educación, han aumentado sus viajes por el interior del país, lo que ha despertado críticas de la oposición sobre que no están atendiendo el trabajo para el que fueron designados.
"En el PAN sienten que se están quedando atrás, se está acelerando la precampaña, que es lo que ya estamos viviendo ahora", dijo John Ackerman, investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
Las elecciones presidenciales se realizarán en julio del 2012 y las campañas políticas comenzarán tres meses antes. El PAN elegirá su candidato en febrero mediante una elección interna entre militantes activos del partido.
Tomás Torres, senador del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), dijo que el activismo de lo ministros "contamina el ejercicio público" por lo que deberían renunciar si es que ya quieren estar en campaña.
Subidos en el ring político. Cordero, al que analistas ven como el favorito de Calderón pero con pobre experiencia en la arena políticas, admitió abiertamente el jueves su intención de buscar la candidatura presidencial, pero aclaró que por ahora no renunciará.
No obstante, ni él ni Lujambio o Lozano desaprovechan la oportunidad, cuando pueden, para lanzar críticas al PRI.
"No debe haber marcha atrás. Lo que está en juego es regresar a un pasado autoritario y corrupto o como nosotros lo proponemos, seguir remando hacia el futuro", dijo Cordero en un discurso semanas atrás, en un tono poco usual para un secretario de Hacienda, usualmente muy formales y técnicos.
Lujambio, quien de enero a abril realizó 28 giras por 18 estados comparadas con las 34 giras de todo 2010 según el diario Reforma, acusó en un discurso este mes al PRI de haber pactado con el narcotráfico para mantener al país alejado de la violencia que ahora azota varias regiones del país.
Hasta hace poco, ambos partidos llevaban una pacífica convivencia y de hecho el PRI apoyó varias iniciativas de Calderón en el Congreso.
El presidente del PRI, Humberto Moreira, pidió esta semana que cesen los ataques de los secretarios contra priístas y "se dediquen al trabajo para el que fueron contratados".
Lozano, un asiduo usuario de Twitter que ha lanzado ataques al PRI por no aprobar una reforma laboral, fue desconocido el miércoles por el PRI como secretario del Trabajo acusándolo de "dinamitar un diálogo constructivo" y usar su puesto para promover sus aspiraciones presidenciales.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario