viernes, 3 de junio de 2011

Perú enfrenta una elección entre dos candidatos de extremos

Perú enfrenta una elección entre dos candidatos de extremos ideológicos

LIMA—Muchos peruanos tienen terror de elegir un candidato en la reñida elección presidencial de este domingo.

Arón Prado, quien tiene una pequeña fábrica aquí, dice que ha oído a la candidata Keiko Fujimori pedir perdón por delitos cometidos en el gobierno de su padre, un presidente alguna vez popular y hoy en prisión.

Prado también ha visto al otro candidato, Ollanta Humala, jurar sobre la Biblia que no se perpetuará en el poder como su antiguo mentor, el presidente Hugo Chávez, de Venezuela. "Pero hay gran incertidumbre" acerca de qué representa Humala, dice.

[PERUVOTE2] Associated Press

Ollanta Humala

Como muchos peruanos, Prado está dividido entre aciagos recuerdos del padre de Fujimori y ansiedad acerca de un futuro desconocido bajo Humala. La mayoría de las encuestas de opinión dan una ligera ventaja a Fujimori, pero cualquiera de los dos podría ganar.

"Es una carrera excepcionalmente reñida en la que muchos de los votantes no querían, y no quieren, a ninguno de los dos", dice Cynthia Sanborn, politóloga de la Universidad del Pacífico en Lima. "Y los votantes están tratando de decidir por quién votar".

La duda ya ha puesto un bache en el camino de una de las economías de mejor desempeño del mundo. El Ministerio de Economía hace poco redujo su pronóstico de crecimiento de este año en 1% de 9% el año pasado, a 6,5%, debido a la incertidumbre sobre una posible victoria de Humala. El ex militar propone un mayor control estatal de la economía y un mayor gasto público en los ancianos y los pobres.

En un intento por proyectar una imagen más moderada, Humala ha dejado de lado muchas de las posiciones más extremas que había adoptado durante la primera vuelta, cuando habló de modificar los acuerdos comerciales y reformar el sistema privado de pensiones.

[PERUVOTE1] REUTERS

Keiko Fujimori

Sus titubeos le han hecho perder la confianza del empresariado. Las ventas de cemento empezaron a desplomarse en abril cuando Humala comenzó a cobrar ímpetu. Las construcciones de casas han caído 15% este año, según la Cámara Peruana de la Construcción.

Quizá el suspenso no concluya el domingo. Puede tomar algunos días tabular los votos y resolver discrepancias en remotas comunidades andinas, especialmente si el resultado está muy reñido.

En la primera vuelta, casi la mitad del electorado votó por los tres candidatos de centro, pero éstos se restaron apoyo mutuamente, lo que allanó el camino para los dos candidatos que representaban extremos ideológicos: Humala, de 48 años, y Fujimori, de 36, quien es partidaria de mantener el actual modelo económico con apertura a la inversión y el comercio extranjeros.

La segunda vuelta ha tenido un tono en mayor parte negativo, con ambos candidatos bajo la sombra de familiares en prisión.

El ex presidente Alberto Fujimori está cumpliendo una sentencia de 25 años por una matanza de civiles cometida durante una campaña militar contra terroristas durante su mandato. Antauro Humala, hermano de Ollanta Humala, también cumple una condena de 25 años por un levantamiento fallido en 2005 contra el gobierno.

En el inicio de su campaña, Fujimori encaró intensas críticas tras defender a su padre como el "mejor presidente en la historia del Perú". Alberto Fujimori huyó del país en 2000 en medio de una investigación sobre corrupción y envió su renuncia por fax. Fue extraditado, juzgado y condenado. En abril, su hija cambió de curso y escribió una disculpa por el mandato de su padre en su cuenta de Facebook.

Humala ha encarado sus propios retos por la conducta violenta de su hermano, otro ex militar. Para muchos votantes, los Humala evocan la amenaza del militarismo y a otros caudillos que han tratado de usar los golpes de estado para tomar el poder, como Chávez.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario